MSP llama a la población a evitar el ruido y la contaminación sonora por los daños que causa a la salud auditiva

Santo Domingo, República Dominicana. – El Ministerio de Salud Pública a través del departamento de Salud Mental llamó a la población a crear conciencia en torno a los daños que provocan los ruidos y la contaminación sonora, los cuales generan agresión, irritabilidad, influencias en pensamientos negativos o positivos, y sensibilidad social, entre otros factores.

En el acostumbrado conversatorio de los martes, se presentó el tema: Repercusión del Ruido en la Salud, con el objetivo de orientar a la población sobre la contaminación sonora, sus reflejos atmosféricos y su carácter físico en el impacto de la salud.

El doctor Luis Siriel Ruiz, explicó las diferentes consecuencias causadas por abusos de los sentidos auditivos los que provoca en la persona agresión, irritabilidad y otras consecuencias negativas al sistema sensorial.

Detalló que “el sonido, y el ruido, es una onda que se propaga por el aire, llega a nuestros oídos y produce una sensación: al ser escuchada se caracteriza por su frecuencia, su nivel de presión sonora de forma coloquial, energía, intensidad y su duración”.

El experto indicó que “las zonas contaminadas por el ruido descontrolado producen en el cerebro sustancias que preparan al individuo para la guerra”.

Manifestó también que este fenómeno causa daño cognitivo y baja productividad, por no descansar de manera efectiva, por las distintas interferencias sonoras.

En el conversatorio también participó el director del Departamento de Salud Mental, doctor Alejandro Uribe y el reverendo Jesús Almonte, entre otros profesionales quienes exhortaron a la sociedad dominicana, desmontar la cultura de “bullosos, para no continuar la práctica inapropiada de arrabalizar el país, cediéndole un espacio social al ruido”.

Solicitaron a la familia educar en valores, incentivar a los jóvenes a no provocar ruidos y así también conocer bien las letras de los diferentes géneros musicales antes de escucharlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Esta web tiene cookies «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar».

Cerrar